abril 24, 2024

Tokio, Japón.- El caso de los “pasteles navideños deformes” que recibían los clientes que los compraban online en una tienda de lujo en Japón se convirtió en un escándalo viral en las redes sociales.

«Pedimos disculpas profundamente por la deformación de nuestros pasteles navideños congelados, que no cumplieron con las expectativas de muchos de nuestros clientes», dijo Kazuhisa Yokoyama, uno de los altos funcionarios de la cadena de grandes almacenes japonesa, en una conferencia de prensa televisiva el miércoles. Almacén de Takashimaya, implicado en el escándalo.

Tras las numerosas quejas de los clientes en los últimos días en las redes sociales, algunas acompañadas de fotografías de las tartas deformadas, el grupo también propuso una compensación.

Aunque los bollos de crema incriminados, facturados a 38,5 dólares por unidad, eran aptos para el consumo, su apariencia planteaba un problema.

Takashimaya confirmó que más de 800 de los 2.900 pasteles navideños congelados que vendió en línea parecían deformados cuando los clientes los sacaban del envoltorio.

El grupo llevó a cabo una extensa investigación para intentar esclarecer lo sucedido, sin éxito. «No se pudo identificar la causa», dijo Yokoyama.

Sin embargo, «somos responsables de nuestros productos, desde la producción hasta la distribución», subrayó Takashimaya.

Los consumidores en Japón son particularmente exigentes con la calidad y la apariencia de los productos que compran, y esperan la perfección cuando compran en grandes almacenes de lujo como Takashimaya.

En la red social X, los consumidores expresaron su “tristeza” o sus dudas sobre la confianza que puedan tener en el grupo. AFP