abril 23, 2024

La guerra de Rusia contra Ucrania afronta una etapa difícil, con el temor de que las tropas rusas estén preparándose para una nueva gran ofensiva y con una urgente necesidad de artillería por parte de las fuerzas ucranias. En ese escenario de tensión, el secretario de Defensa estadounidense, Lloyd Austin, apeló este martes en Berlín a la unidad y a no cejar en el apoyo a Ucrania para resistir “los planes imperiales” del presidente ruso, Vladímir Putin.

“La lucha de Ucrania por la libertad nos importa a todos. Y señoras y señores, no nos engañemos, Putin no se detendrá en Ucrania”, alertó Austin en su discurso de apertura de la reunión del conocido como Grupo de Contacto de Defensa de Ucrania, en la base aérea estadounidense de Ramstein, en Alemania. ”Pero como ha dicho el presidente Biden, Ucrania puede detener a Putin si nos mantenemos junto a Ucrania y le proporcionamos las armas que necesita para defenderse. La supervivencia de Ucrania está en juego y toda nuestra seguridad está en juego. Así que seguiremos unidos para resistir la campaña de conquista de Putin y seguiremos manteniendo la fe en el pueblo de Ucrania”, indicó.

Ministros de Defensa y altos mandos militares de casi 50 países se reunieron para abordar un refuerzo del apoyo y el suministro de armas a Ucrania. Los expertos esperan que dé como resultado otro paquete amplio y completo de municiones, equipos y armamento, pero, sobre todo, que se acelere la producción industrial de material bélico.

La guerra no solo ha pasado factura a Ucrania. Según recordó Austin, los más de dos años de guerra le han costado a Rusia “al menos 315.000 soldados muertos” y “ha despilfarrado hasta 211.000 millones de dólares (unos 195.000 millones de euros) para equipar, desplegar, mantener y sostener su agresión imperial contra Ucrania”. Sin embargo, señaló que si bien Ucrania sigue haciendo frente a Rusia, “ahora, las tropas ucranias se enfrentan a duras condiciones y duros combates, y los civiles ucranios soportan un constante bombardeo de misiles rusos y drones iraníes”.

“Pero Ucrania no retrocederá y tampoco lo hará Estados Unidos. Así que nuestro mensaje de hoy es claro. Estados Unidos no dejará que Ucrania fracase. Esta coalición no dejará que Ucrania fracase, y el mundo libre no dejará que Ucrania fracase”, declaró.

A diferencia de reuniones anteriores, esta vez no se trata de abordar el despliegue específico de determinados sistemas de armas. Estados Unidos desea que Alemania y los Estados europeos de la OTAN aporten más recursos financieros para impulsar la producción de armamento en Europa. De momento, la República Checa ha lanzado un plan de adquisición de 800.000 proyectiles de artillería. Mientras, Alemania, Francia, Dinamarca y Suecia han anunciado nuevos e importantes paquetes de ayuda militar, según enumeró Lloyd.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.

Suscríbete

Ayuda de EE UU

Por su parte, el Gobierno estadounidense dio a conocer la semana pasada el envío de un nuevo paquete de ayuda militar a Ucrania por 300 millones de dólares en municiones y repuestos en un momento en el que el Congreso estadounidense sigue estancado sobre la financiación para enviar armas adicionales al frente. “Se trata de una medida extraordinaria para apoyar las necesidades más acuciantes de Ucrania en materia de defensa aérea, artillería y capacidades antitanque”, reconoció Lloyd al mismo tiempo que explicó que esto fue posible “gracias a algunos ahorros imprevistos”.

Para el secretario de Defensa estadounidense se trata al final de inversiones “en la seguridad europea y en la seguridad mundial”. “Todos estaremos menos seguros si Putin se sale con la suya. Y todos estaremos menos seguros en un mundo violento y sin ley en el que los dictadores pueden redibujar las fronteras por la fuerza, borrar países del mapa y reconstruir sus antiguos imperios”.

Países como Francia, Estados Unidos o Alemania se afanan desde hace días por dejar claro a Putin que lejos de lo que pueda pensar, y por mucho que se alargue la guerra, Ucrania seguirá contando con su ayuda militar. “Tiene que saber que sus especulaciones de que no podremos mantener el apoyo a Ucrania todo el tiempo que sea necesario son erróneas”, declaró este martes el canciller alemán, Olaf Scholz, en una conferencia en Berlín.

“Queremos una paz justa y duradera en Ucrania, no dictados rusos. Para lograrlo, el presidente ruso debe entenderlo: nosotros, nuestros socios y aliados, apoyaremos a Ucrania todo el tiempo que sea necesario”, dijo sobre un objetivo dentro del cual se engloba el nuevo paquete de ayudas por un total de 50.000 millones de euros de la Unión Europea acordado en febrero y el reciente anuncio de comprar municiones para Ucrania en el mercado mundial.

Sigue toda la información internacional en Facebook y X, o en nuestra newsletter semanal.

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites

_