abril 24, 2024

«Estoy admitido o autorizado de otro modo para ejercer en este tribunal y comparecer en este caso», dijo Wikstrom en la carta dirigida al Tribunal del Distrito Sur de Nueva York.

El documento ha generado especulaciones, ya que en él Wikstrom no especifica si se trata del juicio contra Juan Orlando Hernández, hermano de su cliente. “Tony” Hernández.

Cabe mencionar que el abogado Raymond Colon, líder del equipo legal de Juan Orlando Hernández, reveló el viernes por la tarde, al finalizar el cuarto día del juicio, que habrá un testigo sorpresa, aunque no confirmó quién se trata.

“Tony” Hernández cumple cadena perpetua

“Tony” Hernández, exdiputado hondureño y hermano del expresidente Juan Orlando Hernández, Fue condenado en 2021 por tráfico de drogas a cadena perpetua más 30 años de prisión, condena que cumple en la árida prisión de Victorville, situada en las afueras de Los Ángeles, California.

Juan Antonio Hernández Fue capturado el 23 de noviembre de 2018 en un aeropuerto de Miami, Florida, Estados Unidos. Enfrentó un juicio en 2019, en el que fue declarado culpable de cargos de tráfico de drogas; dos años después, en marzo de 2021, fue condenado a cadena perpetua.

Presuntos enlaces

La acusación detalla que desde 2004, hasta aproximadamente 2022, el expresidente Hernández “se involucró en una corrupta y violenta conspiración de narcotráfico para facilitar la importación de cientos de miles de kilogramos de cocaína a Estados Unidos”. JOH, según investigaciones de fiscales estadounidenses , “recibió millones de dólares para utilizar su cargo público, las fuerzas del orden y el ejército para apoyar a organizaciones de narcotráfico en Honduras, México y otros lugares”.

Según la Fiscalía de Nueva York, Hernández Alvarado protegió a algunos de los mayores narcotraficantes del mundo, incluido su hermano y exrepresentante del Congreso Nacional de Honduras, Juan Antonio “Tony” Hernández Alvarado.

Las acusaciones alegan que JOH proporcionó información militar y policial confidencial a narcotraficantes para ayudarlos a transportar toneladas de cocaína a través de Honduras con destino a los Estados Unidos; ordenó a miembros de la Policía Nacional y del Ejército de Honduras proteger los cargamentos de droga mientras transitaban por Honduras.