abril 22, 2024

Nueva Delhi.- El gigante tecnológico Google amenazó este viernes con emprender acciones contra diez empresas indias por impago de la tarifa del servicio de su tienda Google Play, en medio de una batalla judicial que podría alterar la dinámica financiera de los servicios digitales. pagar.

«Durante un período prolongado, 10 empresas, incluidas muchas empresas bien establecidas, han optado por no pagar el inmenso valor que reciben en Google Play obteniendo protecciones provisionales de los tribunales», dijo la plataforma tecnológica en un extenso escrito publicado hoy en su Blog.

Sin revelar los nombres de las empresas, Google aseguró que estos mismos desarrolladores que rechazan los pagos sí «cumplen las políticas de pago de otras tiendas de aplicaciones» en plataformas Android.

Ahora “estamos tomando las medidas necesarias para garantizar que nuestras políticas se apliquen de manera consistente en todo el ecosistema”, aseguró.

Las medidas a las que se refiere Google, que se aplicarán “cuando sea necesario”, incluyen la “eliminación de aplicaciones de Google Play” hasta que los desarrolladores vuelvan a estar listos para aceptar una forma de pago y facturación.

Otra alternativa contempla que estas aplicaciones funcionen únicamente de forma gratuita, aunque sus servicios sean pagos, para permitir que los usuarios que hayan adquirido el servicio fuera del ecosistema de Google puedan seguir accediendo a las apps.

El año pasado, varias empresas indias iniciaron una batalla legal ante los tribunales del país asiático, denunciando la tarifa que Google impone a los desarrolladores por comercializar sus aplicaciones en la tienda Google Play, considerando los cargos como “explotadores”.

Aunque el caso será visto formalmente por el Tribunal Supremo de la India el 19 de marzo, el tribunal superior se ha negado a conceder más alivio temporal a las empresas.

«Ningún tribunal o regulador ha negado el derecho de Google Play a cobrar por el valor y los servicios que ofrecemos», afirmó hoy Google en su comunicado en el que calificó de injusto «permitir que este pequeño grupo de desarrolladores reciba un trato diferenciado de la gran mayoría de desarrolladores». que pagan lo que les corresponde”.

La decisión del máximo tribunal de justicia podría sentar un gran precedente para la economía de la infraestructura digital si decidiera apoyar las reclamaciones de los desarrolladores. EFE