abril 22, 2024

San Pedro Sula

Para Juan Orlando Hernández, el tiempo de saborear la libertad comenzó a agotarse el mismo día en que también se le acabó el poder.

El 27 de enero de 2022, luego de la ceremonia de inauguración de Xiomara CastroFue la congresista estadounidense de origen guatemalteco, Norma Torres, quien hizo sonar los tambores de la extradición.

Ese día su vida tendría un antes y un después. Llamado el “indómito” por vivir con orgullo su herencia lenca y su ascendencia lempiranesa, Juan Orlando Hernández Fue considerado un hombre exitoso en política.

Su carrera estaba diseñada para crecer vertiginosamente.

Eso precisamente lo llevó a convertirse en el presidente más joven de Honduras, pues solo tenía 45 años.

Su incursión en la política, al lado de políticos de renombre como Ricardo Maduro, Rafael Leonardo Callejas y con mentores como Porfirio Lobo Sosa, le garantizaron una carrera sin obstáculos y llena de triunfos.

1. Comienzos. Juan Orlando aparece en la escena política como diputado del Partido Nacional por el departamento de Lempira entre 1998 y 2002. Formó parte de la directiva de la CN y jefe de la bancada. 2. Legislativo. Durante el gobierno de Porfirio Lobo Sosa fue designado presidente del Congreso Nacional para el período 2010-2014. Ambos compartían objetivos. 3. Ejecutivo. En las elecciones del 24 de noviembre de 2013 fue elegido presidente por primera vez. Logró su segundo mandato en las elecciones del 26 de noviembre de 2017.

Dirigió las fuerzas del Partido Nacional, fue un dirigente muy querido en su natal Lempira, también dirigió el Congreso Nacional durante la época de Lobo Sosa, periodo 2010-2014, y de allí saltó al más alto escaparate político en Honduras: la silla presidencial.

Ocupó este cargo no una, sino dos veces cuando fue elegido presidente de la república en las elecciones del 24 de noviembre de 2013 y reelegido el 26 de noviembre de 2017 en una controvertida contienda donde venció por estrecho margen a Salvador Nasralla, quien Llegó apoyado por la Alianza con el Partido Libre.

El 27 de enero de 2018, Hernández pasó a la historia al asumir su segundo mandato como presidente electo en tiempos democráticos.

Sin embargo, así como llegó a la cima, también fue su caída.

El 23 de noviembre de 2018 es arrestado en Estados Unidos Juan Antonio “Tony” Hernández, hermano del presidente. Y a partir de ahí, la nube oscura se posó sobre la familia Hernández.

Picado vertical

Al finalizar su segundo mandato, pasó del cielo al infierno. La posterior condena por narcotráfico a su hermano Tony en el Tribunal del Distrito Sur de Nueva York, y las constantes menciones a narcotraficantes que, a cambio de acuerdos con la Fiscalía, le traicionaron sin miramientos, auguraron el año oscuro que se avecinaba. a él. .

En su solicitud, Norma Torres, quien esperó a que Hernández cese en sus funciones como presidente, llamó al Departamento de Estado de Estados Unidos a solicitar la extradición del ahora expresidente.

Aunque su demanda no fue atendida de inmediato, fue el 7 de febrero de 2022 que el secretario de Estado, Antony Blinken, hizo pública la revocación de la visa de Hernández para ingresar a ese país y lo incluyó en la lista de “antidemocráticos y corruptos” del Norte. Triángulo de Centroamérica, una lista también conocida como Lista Engel. Lo que venía era la extradición.

Una semana después de ingresar a la llamada lista negra, y justo el día del Amor y la Amistad, el 14 de febrero de 2022, la Cancillería hondureña informó que envió una solicitud de extradición de “un político hondureño” a la Corte Suprema de Justicia. Justicia. a quien no identificó.

Horas más tarde, medios internacionales y locales informaron que dicho personaje era el expresidente hondureño Juan Orlando Hernández, quien había sido solicitado oficialmente en extradición por Estados Unidos.

Un día después, aunque Hernández se entregó por voluntad propia, fue esposado y esposado en su casa, frente a su familia y a la vista de todos los que nunca habían imaginado tal escena.

Luego de intentos por impedir su entrega a la justicia estadounidense, finalmente el 21 de abril de 2022, Juan Orlando abordó el avión de la DEA que lo entregó a una nueva realidad: la prisión y la larga espera de su juicio.

El 11 de mayo de 2022, el oriundo de Lempira conoció los cargos presentados en su contra por la justicia estadounidense.

Se declaró inocente ante el juez. Kevin Castillo. Por su parte, la Fiscalía afirmó tener audios que lo implican en narcotráfico, así como escuchas telefónicas. Llegó al Tribunal del Distrito Sur de Nueva York con grilletes, vestido de prisionero y con aspecto demacrado. Su abogado dijo: “El trato que le están dando en prisión es como el de un prisionero de guerra”.

Pero su calvario no ha terminado. Está previsto que su juicio comience la próxima semana, proceso que ha sido pospuesto cuatro veces y que debía comenzar el pasado lunes 12.

De comenzar oportunamente, el juicio en el que se decidirá su culpabilidad o inocencia por tres delitos donde la pena máxima es cadena perpetua, duraría entre dos y tres semanas, aunque aún existe la posibilidad de que se declare culpable y sea condenado. capaz de reducir su pena. tiempo en prisión

“Aquí hay una venganza política en medio de una venganza narco”

TEGUCIGALPA. “Teníamos más de 600 hombres fuertemente armados afuera de nuestra casa, es decir, ni Osama Bin Laden tuvo un acecho como el que sufrimos nosotros”. Ese 15 de febrero de 2022 permanece fresco en la memoria de la ex primera dama Ana García de Hernández. Ese día fue el último que pudo besar y abrazar a su marido en libertad y en el calor de su hogar.

La esposa del expresidente Juan Orlando Hernández aseguró en una reciente entrevista con Univisión que cuando iban a capturar a su marido sintieron miedo y temieron lo peor. Durante la charla con la periodista hondureña Maity Interiano, detalló todos los miedos que enfrentaron ese día.

“Les digo sinceramente que no sabía si nos iban a empezar a disparar, si su intención era secuestrar a mi marido o asesinarlo a sangre fría”, confesó. García, quien desde ese momento ha defendido la inocencia de su marido. Está segura de que Juan Orlando es una víctima. “Aquí hay una venganza política en medio de una venganza de un narco”.

Sobre el dinero que supuestamente recibió Juan Orlando Hernández del narco Chapo Guzmán para la primera campaña electoral, García aseguró que es mentira total. “Es absolutamente falso, eso es parte de la narrativa ficticia que crearon y la crearon para que los testigos dijeran las cosas más exageradas que llamaran la atención para querer hacer de este un gran caso”, aseveró García.

“Lo que están poniendo ahí no son más que mentiras y mentiras y lo que señala el Departamento de Justicia está apegado a las mentiras de los narcotraficantes”, reiteró.

“Todos los narcotraficantes que están ahí y que hoy son testigos tienen la característica de que huyeron del país cuando vieron que Juan Orlando iba a tomar decisiones y estaba tomando acciones concretas para combatir el crimen organizado, tienen acuerdos de colaboración con la DEA y otros. quienes también fueron extraditados”, dijo.