abril 24, 2024

TEGUCIGALPA

El Poder Ejecutivo a través del Secretaría de Recursos Naturales y Medio Ambiente (Serna) confirmó que la construcción de la granja penitenciaria de máxima seguridad en el Islas de los Cisnes no parará, a pesar de la oposición de expertos ambientales.

Las gestiones que ha dado el Gobierno para construir el penal fueron consultadas a través de una solicitud de información. En respuesta, aseguraron que ya se había realizado la “verificación del estado de salud del arrecife coralino y especies asociadas -mediante monitoreo de buceo-, se realizaron transectos para contrastar la cubierta de matorral de la isla”.

Además, “se recolectaron muestras dendrológicas para verificación en herbarios académicos, y seguimiento biológico de anfibios, aves, insectos y reptiles”. Esta obra corresponde a los trabajos de prefactibilidad para la construcción del penal en Islas de los Cisnes. “Se definieron los términos de referencia para la actividad -Construcción de infraestructura penitenciaria y obras afines- definidos en el reglamento de evaluación de impacto ambiental. El documento fue compartido con el Instituto Nacional Penitenciario, y previamente revisado con personal del secretario de defensa nacional”, explicó La Serna.

Malcom Stufkens, viceministro de Serna, aseguró que “cualquier intervención que se haga y dónde se haga siempre tendrá un impacto. La secretaría aquí es garante de que el impacto sea mínimo y de que se tomen todas las medidas de mitigación. A finales de enero saldrá la licitación y meses después comenzaremos la construcción”. Esta semana el Colegio de Biólogos de Honduras (CBH) expresó su preocupación por el impacto ambiental negativo.