abril 22, 2024

Poco a poco la ciudad se va quedando sola, como cada año durante esta temporada. El éxodo masivo de viajeros alcanza hoy su punto máximo con la salida de empleados del sector privado. En las próximas horas, el intenso tráfico de los días habituales se reducirá casi a cero, dando un respiro momentáneo a los vecinos de la capital que permanecen.

Desde el pasado fin de semana, cuando comenzaron las vacaciones, la avalancha de viajeros en las cuatro salidas de la ciudad es muy activa con grandes colas de coches, cuyos conductores parecen desesperados por llegar a sus destinos de placer y ocio. Las estaciones de autobuses interurbanos estaban abarrotadas de pasajeros esperando su turno cargados con grandes maletas, enseres domésticos, bolsas con comida y todo lo que pudieran ocupar en sus vacaciones que se prolongarán, para muchos, hasta el domingo. Estas empresas no funcionarán el jueves ni el viernes, lo que explica la desesperación de la gente por conseguir su plaza.

Entre las largas colas de vehículos a las salidas de la ciudad, se podían ver pasajeros en camionetas y otros pidiendo un “tirón” al costado de la vía, como sea o sea, para llegar a su destino. destino. sus destinos.

Las autoridades estiman que 2,4 millones de personas serán movilizadas en planes turísticos, tanto a las playas del sur y norte del país, como a sus localidades de origen en el interior de los departamentos del centro-sureste del país, entre ellos , Francisco Morazán, Olancho, La Paz, Comayagua, El Paraíso.

ÉXODO BAJO CONTROL

Las autoridades realizan pruebas de drogas y alcohol a los conductores.

En estas salidas de la capital, las autoridades de tránsito mantienen operativos de control de drogas y alcohol entre los conductores. Aunque es necesaria para evitar accidentes, la operación retrasa el tráfico hasta el punto de provocar la desesperación de conductores y pasajeros.

El gobierno ha desplegado alrededor de 30.000 socorristas en todo el país para responder a emergencias y reducir los incidentes que dejaron 24 personas muertas el año pasado, la mayoría de ellas por ahogamiento y accidentes de tráfico.

Empleados de empresas privadas y voluntarios anónimos aprovechan la lentitud de los vehículos para repartir productos hidratantes, agua y zumos naturales entre los viajeros, sobre todo, como estrategia para explotar sus marcas. Otros los venden en paquetes con un descuento considerable respecto al mercado habitual. (P.EJ)

El gobierno ha movilizado al menos 30.000 socorristas de diversas instituciones para brindar protección a los visitantes de verano.
Las autoridades estiman que 2,4 millones de turistas viajarán esta Semana Santa.
Poco a poco la ciudad se va quedando sola por unos días ante el máximo éxodo de vacacionistas rumbo a las playas y sus lugares de origen en el interior del país.
Aprovechando la lentitud del tráfico, muchos voluntarios repartieron agua y otros vendieron sus productos a los pasajeros que salían de la ciudad.