abril 22, 2024

La ministra de Exteriores alemana, Annalena Baerbock, se ha mostrado abierta a un posible intercambio de armas con el Reino Unido en el que Alemania entregaría misiles Taurus al Gobierno británico y Londres, a su vez, suministraría más misiles de largo alcance Storm Shadow a Kiev. De este modo, Alemania podría apoyar indirectamente a Ucrania y mantener la decisión del canciller Olaf Scholz de no entregar los Taurus, ya que defiende que el envío de este armamento de largo alcance aumenta el riesgo de que su país se vea arrastrado a la guerra.

Para Baerbock, del partido de Los Verdes, este intercambio “sería una opción”, según reconoció el domingo por la noche en un programa de la cadena pública alemana ARD. Sin embargo, el copresidente de los socialdemócratas, Lars Klingbeil, enseguida rechazó la idea y este lunes ha pedido a los socios europeos que se centren en producir y entregar más munición a Kiev. “Esto es en lo que todo el mundo debería centrarse y no en otros debates”, ha pedido el político, dejando entrever una vez más las discrepancias dentro del Gobierno de coalición alemán, formado por los socialdemócratas, verdes y liberales.

“Creo que hemos debatido aquí largo y tendido la cuestión sobre los Taurus. El canciller ha tomado una decisión. La ha anunciado varias veces. Más allá de eso, no hay ninguna novedad”, ha informado, por su parte, el portavoz del Gobierno, Steffen Hebestreit, quien ha rechazado entrar a valorar la idea de un intercambio con el Reino Unido, que ve con buenos ojos el ministro de Exteriores británico, David Cameron. “He llegado tan lejos como puedo llegar en este tema y, como he dicho, no hay ninguna posición nueva”, ha afirmado en la tradicional rueda de prensa de portavoces, recordando que ese es un tema que se debate a puerta cerrada entre los gobiernos, y no en un evento con periodistas.

Scholz subrayó hace días que los Taurus, al tener un alcance de 500 kilómetros, pueden impactar en objetivos en Rusia, lo que desencadenaría una grave crisis con Moscú o incluso tal vez una guerra. En este contexto, Cameron, al ser preguntado por el diario Süddeutsche Zeitung si sería factible un intercambio de armas, afirmó que el Reino Unido está preparado “para estudiar todas las opciones” para maximizar la capacidad de respuesta de Ucrania.

Asimismo, Cameron rechazó la preocupación de Scholz sobre la pérdida de control tras la entrega de los misiles. “Solo puedo hablar sobre lo que nosotros estamos haciendo. Hemos suministrado a los ucranios armas de largo alcance y estamos convencidos de que se trata de una contribución importante y eficaz para la defensa de Ucrania”. En su opinión, “es perfectamente posible imponer restricciones al uso de estas armas para garantizar que no contribuyan en modo alguno a una escalada. Y no lo hacen. Sirven para la defensa de Ucrania”.

Al ser preguntado sobre si este intercambio es una solución adecuada para el debate sobre los Taurus, el ministro de Defensa, Boris Pistorius, ha contestado: “No lo creo” y ha restado importancia a las declaraciones de Cameron, asegurando que lo único que hizo el ministro británico fue contestar al periodista que el Gobierno británico estaba examinando todas las opciones. “Pero eso fue todo”, ha concluido.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.

Suscríbete

Mientras Scholz habla de evitar el riesgo de entrar en una posible guerra, el ministro Pistorius se encuentra inmerso en un ambicioso proyecto para reformar el Ejército, en cuyo borrador, al que ha tenido acceso el Süddeutsche Zeitung, utiliza el término “preparados para la guerra” en no menos de 17 ocasiones.

Críticas al canciller

Las diferencias de opinión dentro del Gobierno de coalición alemán quedan patentes en casi cada intervención pública, algo que posiblemente aflore de nuevo este miércoles en el Parlamento, donde Scholz se enfrentará a los diputados en un momento en el que arrecian las críticas de los principales partidos políticos y desde los medios de comunicación.

En un artículo publicado en el Frankfurter Allgemeine Zeitung bajo el título de El derrotismo catastrófico del canciller, el político de los Verdes Anton Hofreiter y el experto en política exterior de los conservadores Norbert Röttgen acusan a Scholz de una “comunicación dramáticamente deficiente” y de sembrar el miedo entre la población con sus declaraciones de que entregar los Taurus empujaría a Alemania a la guerra con Rusia. “Esta afirmación es incorrecta desde el punto de vista fáctico y jurídico”, escriben.

Desde la Cancillería insisten en recordar todo lo que ha hecho hasta el momento Berlín por Ucrania. “Alemania apoya a Ucrania más que ningún otro país después de Estados Unidos”, por lo que es “una percepción sesgada” hablar de falta de apoyo a Kiev, ha criticado Hebestreit, el portavoz de Scholz.

“Actualmente, estamos organizando el suministro masivo de munición de artillería y defensa antiaérea. Se están reparando, manteniendo y revisando carros de combate. Estamos organizando nuevos obuses autopropulsados. Solo este año hemos gastado un total de más de 7.000 millones de euros en esto y el año que viene gastaremos más de 6.000 millones”, ha enumerado.

Estas explicaciones no satisfacen a la oposición, en especial a los conservadores, que no han dudado en presentar una nueva moción ante el Parlamento en la que piden al Gobierno que entregue “sin demora” los Taurus, que el Ejército alemán describe como “uno de los misiles más modernos de las fuerzas aéreas”.

Para los conservadores, el asunto ha dejado un flanco abierto en la coalición de Gobierno. Al ser votarse la moción de forma nominal, todos los diputados tendrán que fijar posición o abstenerse. La oposición calcula que algunos diputados de los socialdemócratas, verdes y liberales apoyarán la moción y, por tanto, expresarán una postura contraria a la del canciller.

Ante de esta votación, el presidente de la fracción parlamentaria de los conservadores bávaros (CSU), Alexander Dobrindt, ha pedido a los diputados que sean consecuentes. “No se puede declarar constantemente en público que se está a favor de apoyar a Ucrania con los Taurus y luego acobardarse en el Parlamento alemán”.

Sigue toda la información internacional en Facebook y X, o en nuestra newsletter semanal.

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites

_