abril 24, 2024

TEGUCIGALPA, HONDURAS.- “No culpes a la noche, no culpes a la playa, no culpes a la lluvia, tal vez no me ames” abrió paso al tan esperado espectáculo de Luis Miguel en Tegucigalpa.

Frente a un lleno de fanáticos que coreaban efusivamente el recordado éxito de los 90, el “Sol” de México inició el concierto del año, que lo trajo de regreso a Honduras a más de una década de su última visita. “Amor”, “Suave”, “Culpable o no” y “Te necesito” dieron continuidad a la primera parte de la velada, que estuvo engalanada entre miles de luces de neón que iluminaron el ambiente desde las distintas locaciones del José de la Estadio Paz Herrera.

Estilo único de Luis Miguel: Un referente a lo largo de las décadas

Seguidores de todas las edades siguen acudiendo a la cita “incondicional” con el artista mexicano, quien se mueve con absoluta soltura en el escenario al ritmo de su orquesta, ejecutando los pasos de baile que lo han acompañado durante más de cuatro décadas de su carrera.

La emoción, la euforia y la alegría se agitan cada vez más a medida que avanza el día.

Luego de horas de espera para escuchar en vivo a su artista favorito, el público agradece este nuevo encuentro con “Luismi”, del cual EL HERALDO participa como patrocinador.

Origen del apodo el ‘Sol de México’ a Luis Miguel