abril 22, 2024

El legendario político de la CDU (siglas en alemán de la Unión Demócrata Cristiana) Wolfgang Schäuble, que durante décadas desempeñó un papel clave en la configuración de la política alemana como ministro, líder del partido, del grupo parlamentario y presidente del Bundestag (Parlamento alemán), ha fallecido este martes rodeado de su familia. Schäuble seguía ocupando un escaño en el Bundestag. “Wolfgang Schäuble ha dado forma a nuestro país durante más de medio siglo: como diputado, ministro y presidente del Bundestag”, ha manifestado el canciller federal Olaf Scholz en X, el antiguo Twitter. “Con él, Alemania pierde a un pensador agudo, un político apasionado y un demócrata combativo”, ha añadido el dirigente socialdemócrata. Más allá de las fronteras germanas, el veterano político de la CDU, tras la crisis económica desatada en Europa en 2008, encarnó a la perfección el rigor de la estricta política de austeridad impuesta por Alemania en el seno de la Unión Europea, que condujo a duros programas de recortes de gasto público y el rescate de Grecia.

Schäuble, nacido en 1942 en Friburgo, en el Estado federado de Baden-Würrtemberg, fue algo más que un político. Fue, en primer lugar, el arma polivalente del canciller Helmut Kohl (1982-1998) y en pocos años se convirtió en uno de los políticos más importantes de la historia de posguerra en Alemania. Schäuble entró en el Bundestag en 1972, con 30 años, el séptimo parlamento elegido tras la II Guerra Mundial. Entonces gobernaba una coalición social-liberal bajo la dirección del canciller socialdemócrata Willy Brandt.

La canciller Angela Merkel y el ministro de Finanzas, Wolfgang Schaeuble, durante el 29 Congreso Anual de la CDU el 7 de diciembre de 2016, en Essen, Alemania. Volker Hartmann (Getty Images)

Schäuble conoció a lo largo de su carrera política la dureza de la bancada parlamentaria de la oposición y el confort de los escaños del gobierno. Desde un principio, su carrera solo tuvo una sola dirección, hacia arriba, una dinámica que llevó a Kohl a incluirlo en su gabinete, primero como ministro federal para Asuntos Especiales y jefe de Cancillería y, posteriormente, como ministro federal del Interior.

En poco tiempo, Schäuble se convirtió en el hombre más importante del sistema de Kohl y en una especie de arma universal. Sin embargo, su proximidad al dirigente alemán haría que su carrera quedara inconclusa.

Caída del Muro de Berlín

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.

Suscríbete

Como jefe de la oficina del canciller, Schäuble preparó la visita en 1987 a la República Federal de Erich Honecker, máximo dirigente de la República Democrática Alemana y líder del Partido Socialista Unificado. Cuando cayó el Muro de Berlín, en noviembre de 1989, Schäuble era ministro del Interior, un cargo que lo catapultó como principal negociador del documento que haría posible la unificación alemana, un trabajo que permitió que Kohl entrara en los libros de historia como el canciller de la unidad.

El 12 de octubre de 1990, Schäuble resultó herido en un intento de asesinato perpetrado por Dieter Kaufmann, un individuo con problemas de salud mental, que disparó con un revólver al entonces ministro del Interior durante un acto de campaña electoral en Oppenau. Desde el ataque, Schäuble, que hasta entonces había sido un apasionado jugador de tenis, quedó paralizado desde la tercera vértebra torácica hacia abajo y quedó confinado a una silla de ruedas.

Pero su carrera política continuó. De 1991 a 2000 dirigió el grupo parlamentario CDU/CSU. Tras la pérdida de poder de su partido, en 1998, Schäuble se convirtió en el líder de la formación desde la oposición, con Gerhard Schröder como canciller. Angela Merkel fue elegida secretaria general de la CDU.

Austeridad

En medio de la agitación por el escándalo de donaciones ilegales en el seno de la CDU y tras admitir el cobro en efectivo de 100.000 marcos (alrededor de 50.000 euros), Schäuble dimitió como líder del partido en febrero de 2000. Fue relevado por Merkel que, cinco años después, ya como canciller, le nombró ministro del Interior y, posteriormente, titular de Finanzas. Luis de Guindos, exministro de Economía de España y su ex homólogo, ha lamentado su fallecimiento: “Europa ha perdido a un servidor público de primer nivel”.

Schäuble ocupó el cargo durante dos mandatos electorales y creó el conocido como programa “cero negro”, un presupuesto federal sin deuda nuevo. Se puso al frente así de la política de austeridad, no solo en Alemania, sino también en Bruselas durante la crisis del euro. Berlín, con Merkel y Schäuble a la cabeza, impuso en la UE el recorte severo del gasto público como solución al colapso económico, condición esencial para la aprobación de rescates como el de Grecia.

Tras las elecciones federales de 2017, Schäuble fue elegido presidente del Bundestag, el segundo cargo más alto del Estado federado, como sucesor de Norbert Lammert. Schäuble se retiró de los comités directivos del partido tras su derrota en 2021, que llevó a la Cancillería a Scholz.

A lo largo de su carrera, Schäuble vivió dos derrotas políticas que marcaron su vida: no convertirse en canciller tras el periodo de gobierno de Helmut Kohl, y no acceder a la presidencia federal con Merkel al frente de la Cancillería, una doble tragedia en su carrera. La verdadera plenitud de su vida política estuvo así marcada por dos de los dirigentes más destacados de la CDU, a quienes Schäuble sirvió.

Sigue toda la información internacional en Facebook y X, o en nuestra newsletter semanal.