abril 12, 2024

Una mujer de 63 años murió aplastada por un gigantesco árbol de Navidad en la plaza del pueblo de Oudenaarde, Bélgica.

La víctima estaba sentada frente al árbol de Navidad, que medía 20 metros y pesaba 5.000 kilos, cuando éste se desplomó debido a los fuertes vientos que azotaron la ciudad. El incidente dejó otras dos personas heridas.

Una cámara de seguridad de la zona captó el momento exacto en que cayó el árbol de Navidad.

“Tres personas resultaron heridas. Los servicios de emergencia llegaron al lugar y se llevaron a cabo tareas de reanimación, pero lamentablemente la mujer no logró sobrevivir debido a sus heridas”, informó el alcalde de la ciudad, Marnic De Meulemeester.

Mencionó que anteriormente se habían reportado problemas con el árbol de Navidad que podrían haber causado el fatal accidente, como que se entregó el pino equivocado y comenzaron a surgir preocupaciones sobre su estabilidad.

Un testigo dijo al medio local VRT que “diez minutos antes de la caída, informamos al departamento técnico de la ciudad sobre el movimiento inusual del árbol”.

Hasta el momento sólo se ha confirmado la muerte de la mujer. Se desconoce el estado de los demás heridos.

La fiscalía ha iniciado una investigación.