junio 12, 2024

SAN PEDRO SULA

“No es tan sencillo culpar a un almacenista que se encargaba de almacenar la droga, sino que es una responsabilidad institucional”, dijo ayer Luis Maldonado, general retirado. Fuerzas Armadas de Honduras.

Esa fue la reacción del que fuera inspector general de la institución militar luego de LA PRENSA PREMIUM reveló el robo de un cargamento de cocaína que se encontraba bajo custodia de militares en el Tercer Batallón de Naco, Santa Bárbara. Este hecho fue confirmado posteriormente por el Fuerzas Armadas y Ministerio Público a través de las respectivas comunicaciones.

Según fuentes confidenciales, en el destacamento militar se encontraban almacenados al menos 255 kilos del alcaloide, incautados en un operativo en Trujillo, Colón, en 2019. Sin embargo, tras abrir una investigación, un informe toxicológico confirmó que 144 kilos no dieron positivo a cocaína, confirmando que eran harina. Asimismo, se sustrajeron 17 kilos, por lo que se perdieron 161 kilos.

« Es inaceptable que los niveles de mando no hayan tomado la decisión correcta. «

Luis Maldonado, general retirado

Sobre este robo, varios expertos han criticado la actuación de las instituciones implicadas, como no destruir la droga en los plazos habituales, el tiempo que estuvo bajo la protección del batallón y la falta de vigilancia.

Maldonado se sumó a las críticas, ya que consideró improcedente que esta droga haya estado tanto tiempo en el batallón. Además, es inaceptable que los niveles de mando no hayan tomado la decisión correcta y que el Ministerio Público, así como el juez, no hayan realizado la cremación en su momento.

Durante el foro Frente a Frente, Maldonado expresó que acepta que a estas alturas esas mismas entidades no han reaccionado como debían.

Sospechosos

El portavoz de la FFAAMario Rivera, indicó ayer que luego de varios años de no haber realizado inspecciones de rutina, se ordenó una investigación especial en el Tercer Batallón de Naco en coordinación con el Ministerio Público.

“Se constató que en el almacén donde se encontraban las evidencias faltaban 144 paquetes del sustituto incautado y que fueron reemplazados por otra sustancia”, anotó.

3 claves del proceso

  • > 1. El cargamento de cocaína, que quedó bajo custodia de las autoridades militares del Tercer Batallón de Infantería de Naco, pasó ocho años dentro de una bodega, sin que la Fiscalía solicitara la incineración de la droga y sin que se hicieran informes sobre lo sucedido. condiciones eran.
  • > 2. La Fiscalía investigará si en los ocho años que la droga pasó en el almacén, cada comandante que pasó a ser jefe de batallón hizo alguna inspección, ya que cada vez que reciben los puestos tienen informes de inventario y debían informarles de la custodia del cargamento de droga. droga.
  • > 3. Actualmente, los organismos antidrogas, luego de realizar incautaciones de droga, presentan un informe a la Fiscalía para que solicite pruebas de toxicología y, cuando Medicina Legal emite el dictamen, solicita la incineración al juez, quien resuelve en al menos tres días y proceder inmediatamente.

Confirmó que, de inmediato, se ordenó una investigación para dar con el paradero de los involucrados y la Fuerzas Armadas han puesto a disposición de Ministerio Público a varios miembros de la unidad militar para que se lleve a cabo la investigación que señala la ley.

Aunque inicialmente el Fuerzas Armadas Lograron que la droga llegara almacenada en 2019, la Ministerio Público Manifestó que, en cambio, se encuentra detenido desde 2016. Fuentes confirmaron a este medio que la cocaína fue incautada a Raduán Omar Zamorano Mayorga, también conocido como José Luis Oliva Meza, alias Señor de los Cielos.

Según las investigaciones, el robo ocurrió entre noviembre de 2023 y enero de 2024, pero no pueden brindar más detalles sobre las personas ni los hechos ocurridos, dijo Rivera.

“Se ha cuestionado por qué el Fuerzas Armadas «Esa droga no la quemaron, pero no les corresponde incinerarla, sino que se hace cumpliendo una orden de un juez de competencia nacional y sólo estuvo almacenada en el batallón militar», anotó.

Por su parte, Yuri Mora, portavoz del Ministerio PúblicoSeñaló que al tener personal militar disponible, los fiscales, a medida que realicen las investigaciones, llamarán a estas personas para que presten sus declaraciones.

Manifestó que una de las líneas de investigación será determinar qué personal del batallón o del Fuerzas Armadas Están involucrados en el extravío de droga, y la segunda línea de investigación es saber qué personas están vinculadas con los cárteles de la droga, «porque tenían que tener algún tipo de vínculo para hacer ese robo».

En un comunicado, el Ministerio Público manifestaron que el 8 de febrero de 2024 recibieron la denuncia del Fuerzas Armadas sobre el robo de drogas en custodia del Tercer Batallón de Naco.

Sin embargo, la Fiscalía difiere sobre el importe exacto. Luego de una inspección, realizada el 1 de marzo de 2024, comprobaron que de los 235 paquetes que ingresaron originalmente, 141 fueron canjeados por otro tipo de sustancia, 17 fueron robados y 77 quedaron con aparente pureza.

Convulsión

La cocaína que fue robada de un depósito del Tercer Batallón de Infantería de Naco fue incautada en un operativo del Dirección de Lucha Contra el Narcotráfico (DLCN) en un laboratorio de drogas, pero no siguieron el procedimiento para quemarlo.

Según actas levantadas por el Ministerio Públicola cocaína fue incautada el 12 de abril de 2016 y, dos días después, el 14 de abril, se levantó el acta de entrega de las pruebas al capitán de infantería José López, del Tercer Batallón de Infantería de Naco.

Fuentes confirmaron que el cargamento de cocaína fue incautado en un operativo del DLCN y la mujer desaparecida Fuerza de Seguridad Interinstitucional (Fusina) en la comunidad de La Coroza, jurisdicción de Balfate, Colón.

« Las Fuerzas Armadas han puesto a disposición del MP a varios miembros de la unidad militar. «

Mario Rivera, portavoz de las Fuerzas Armadas

En la operación un laboratorio de drogasdonde encontraron varios costales rojos que contenían kilos de cocaína, así como material para el procesamiento de la hoja de coca como químicos y material de depósito.

También fueron encontradas 69 botellas de líquido, 20 galones de otro líquido con las siglas de IPA, 3 galones de Sulf, así como balanzas digitales y seis microondas.

Él laboratorio de drogas Estaba ubicado en una finca donde procesaban la hoja de coca y terminaban fabricando kilos de cocaína.

El caso de incautación de cocaína estuvo a cargo de la Fiscalía de Trujillo, que envió la cocaína y los químicos confiscados a la Tercer Batallón de Infantería de Naco. La droga fue recibida y almacenada en una bodega.

Él Ministerio Público También han indicado que están investigando por qué no se solicitó la incineración de la cocaína tras la incautación, como se hace con otros cargamentos.

Artículo 220 de Código de Procedimiento Penal establece en su párrafo cuarto: “Tratándose de drogas tóxicas, sustancias estupefacientes o psicotrópicas, el tribunal, previa audiencia de las partes, ordenará su destrucción, conservando muestras suficientes de dichas sustancias para garantizar verificaciones o investigaciones posteriores; sin perjuicio de que, excepcionalmente, el tribunal, mediante auto motivado, ordene la conservación de la totalidad.”

Actualmente, cargamentos de cocaína y marihuana incautados por elementos de la Agencia Técnica de Investigación Criminal (Ático) y el Dirección Nacional de Policía Antidrogas (DNPA) son destruidos en unas dos semanas, después de que el fiscal lo haya solicitado y el juez se pronuncie.