abril 24, 2024

TEGUCIGALPA, HONDURAS.- El ex presidente de Honduras, Porfirio ‘Pepe’ Loboreaccionó molesto este jueves, luego de ser mencionado por su propio hijo en el juicio contra el expresidente Juan Orlando Hernández.

‘Pepe’ Lobo ha sido mencionado varias veces en el proceso contra su correligionario y homólogo, a quien se le acusa de delitos relacionados con concierto para el tráfico de estupefacientes y tenencia de armas.

Fabio fue sentado como testigo de la Fiscalía contra Juan Orlando Hernández, ya que se presume que ambos colaboraron en el tráfico de drogas hacia Estados Unidos.

El hijo del expresidente Lobo fue condenado a 24 años de prisión en 2017, pero tras una negociación para colaborar con las autoridades su pena sería reducida. Parte de esa negociación incluiría revelar detalles que ayuden a acusar a Hernández y otros presuntos narcotraficantes.

Durante su testimonio, este 29 de febrero, lo más impactante quizás no fue que reafirmó los supuestos vínculos que tenía con ‘JOH’, como se conoce al expresidente, sino que se sumó a la lista de personas que han mencionado a su propio padre. en estos crímenes.

Cuando la Fiscalía le preguntó: “Tu padre alguna vez estuvo involucrado en discusiones sobre lavado de dinero para ‘Los Cachiros’ (un cartel narcotraficante hondureño)”, Fabio Lobo respondió: “Sí. Y obtuvo una contribución de campaña a cambio de protección”.

Esto generó una ola de reacciones en la clase política y la sociedad hondureña, ya que Fabio confirmaría lo dicho por otros testigos y narcotraficantes anteriormente, quienes han asegurado que Lobo y Hernández recibieron sobornos para pagar sus campañas políticas con las que llegaron a la presidencia. presidente y que una vez allí utilizaron el poder del Ejecutivo para proteger a los narcotraficantes aliados.

“Eso es mentira, totalmente mentira”, comenzó diciendo Porfirio Lobo a través de una videollamada en la que compareció junto a varios periodistas para aclarar su postura tras las declaraciones de su hijo.

“Desde el 2015 que se fue, no sé cuánto tiempo antes lo miré, porque recuerden que Fabio es un adulto; No era algo muy frecuente, ya tenía una vida aparte. Ya era un hombre de unos 44 años. A la fecha tiene 52 años, si no me equivoco”. Añadió, explicando que su relación con su hijo era distante antes de ser detenido en Estados Unidos.

“Nunca he tenido ningún contacto con él. Puede decir lo que dice cualquier delincuente y mentir como cualquiera y eso no debe sorprendernos porque hoy estamos viendo cosas que no se habían visto, como hay niños que asesinan a sus padres, asesinan a su propia madre… Cosas que pasan en el mundo. No tengo nada que ver con eso”, enfatizó.

Luego, sostuvo que “eso no coincide con lo que escribió en una carta cuando fue condenado” y procedió a leer un fragmento de la misma: “Fui vulnerable, a pesar de los consejos de mi padre, sin necesidad de hacerlo, ya que he tenido todo en mi vida. «No midí las consecuencias y el daño que todo esto ha causado a mí y a mi familia», citó ‘Pepe’, como tratando de demostrar que su propio hijo reconoció hace años que con sus acciones incumplió los valores. que él le inculcó. .

“Cuando dejé la presidencia le dije: ‘Fabio, dicen que andas con gente rara’. Se arrodilló y me dijo: ‘es mentira, es mentira’”, recordó el expresidente de Honduras (2010-2014).

“Qué puedo esperar, no sé cuál ha sido la transformación en él, porque hace casi 10 años que no lo veo ni hablo con él. No hay comunicación entre él y yo y eso deberían saberlo en las cárceles donde ha estado. Lo que he hecho es cuidar a tres niñas que dejó atrás que hoy son niñas jóvenes y que no tienen la culpa de lo que él es”, añadió.

Y concluyó con una frase que ha tenido gran impacto en la población: “Si él era capaz de delinquir y hacer todo lo que hizo y hoy habla de su propio padre, ¿qué se puede esperar de un delincuente, veamos? ”.