junio 12, 2024

Santa Fe Llegó a El Campín con el ánimo de celebrar su cumpleaños y sus hinchas se fueron con un disgusto enorme. Al equipo le costó llegar, no creó ni una sola opción en jugada en movimiento y no la pudo meter ni de penalti. Ramiro Sánchez, en ocasiones posteriores, salvó al Unión Magdalena, que sacó un empate sin goles de Bogotá.

Las emociones, al menos de entrada, fueron más en el anterior del partido, donde los hinchas de Santa Fe hicieron su tradicional desfile para celebrar el cumpleaños 82 del club, y luego, en la despedida de Leandro Castellanos, que comenzó su último partido como titular para dejar la cancha a los tres minutos, cuando José Silva ocupó su lugar.

En la primera etapa, Santa Fe no dejó una sola opción clara para anotar. Sello de unión. Lo más cerca que estuvo el local fue en un borde de Fabián Viáfara qu’encontró a Harold Andrés Rivera entrando a rematar. Pero la bola se fue afuera. El visitante, ni eso.

El primer penalti atacado por Ramiro Sánchez

Penalti de Juan Camilo Angulo a Dairon Mosquera, en el primer minuto de la restición, el dio en Santa Fe una oportunidad de oro para irse en ventaja. Pero el equipo pasado volvió a caer en uno de sus pecados del semestre, cuando, de nueve cobros, falló cuatro. wilson morelo cobró suave ya la derecha del portero Ramiro Sánchez, quien detuvo la pelota.

Ramiro Sánchez, arquero de la Unión Magdalena.

Foto :

César Melgarejo – EL TIEMPO

Otra cosa fue el segundo tiempo, en el que Santa Fe trató de buscar otra opción de llegar al arco del Unión. Probó con la opción de abrir la cancha con José Enamorado, como lugar de Rivera, y con Jhojan Torres reemplazando a Mosquera.

El segundo tiempo tuvo dos protagonistas: el portero Sánchez y el VAR. Frente a las pantallas, los jueces del videoarbitraje le avisaron al central Jorge Duarte que había fuera de juego de Morelo cuando Alexánder Mejía lo empujó dentro del área.

Sánchez, el héroe de Unión Magdalena

Y luego, a 12 minutos del final, José Mercado, luchando una pelota con Enamorado, alcanzó a tocar la pelota con la mano. Duarte dudó y el VAR le ratificó el penalti. Morelo tuvo la personalidad para volverlo a pedir, pero no la puntería para acertar: lo cobró a la izquierda de Sánchez y allá llegó el arquero.

Ramiro Sánchez ataja su segundo penalti.

Foto :

César Melgarejo – EL TIEMPO

De la atajada nació otra polémica resuelta por el VAR: el rebote le cayó a Fabián Sambueza, quien tocó al centro y Morelo, con algo de suerte y sin pegarle bien, casi de rebote, la metió al arco del Unión. La revisión en los pantalones mostró que el atacante de Santa Fe estaba adelantado.

Sánchez, de penalti en la espalda y un tiro libre que tiene el atacante Sambueza, fue figurado. Y el Unión, que no hizo ni un solo remate al arco en los 90 minutos, casi lo gana en el tiempo de reposición, cuando Ricardo Márquez, que reaparecía, la tuvo para llevar tres puntos a Santa Marta: José Silva lo evitó.

Los 13.734 espectadores, en su mayoría hinchados de Santa Fe, quedaron con las ganas de celebrar el cumpleaños. Más bien, lo que hubo fue un enorme disgusto con un equipo al que le cuesta generar opciones y que no la metió ni desde el punto blanco.

José Orlando Ascencio
Subdirector de Deportes
​@josasc

Más notificaciones de Deportes

Ver más noticias sobre Honduras