abril 24, 2024

El principal líder opositor en Senegal, Ousmane Sonko, y su número dos y candidato a las elecciones, Bassirou Diomaye Faye, fueron liberados este jueves por la noche de la prisión de Camp Manuel, en Dakar, tras la entrada en vigor de la ley de amnistía aprobada la semana pasada por el Parlamento. En plena celebración del mes santo de Ramadán, miles de personas estallaron de júbilo y salieron a las calles de la capital senegalesa para celebrar durante horas la puesta en libertad de ambos líderes, que se produce diez días antes de unos esperados comicios en los que Diomaye Faye se perfila como uno de los grandes favoritos para convertirse en el nuevo presidente de Senegal.

Ousmane Sonko fue encarcelado el pasado 31 de julio, acusado de llamamiento a la insurrección, asociación de malhechores y complot contra la seguridad del Estado, entre otros cargos. Eliminado de la carrera presidencial por dos condenas previas, una por difamación y otra por corrupción de la juventud, su liberación se produce después de que el presidente Macky Sall promoviera una ley de amnistía por todos los hechos vinculados a las protestas que sacuden al país desde hace tres años y que han estado motivadas por la situación jurídica del propio Sonko, que cuenta con un enorme apoyo popular. Esas revueltas sembraron la incertidumbre en Senegal, un país prioritario para España dentro de África occidental, tanto en materia de cooperación al desarrollo como de control migratorio.

Una calculada estrategia

Sin embargo, quien este jueves por la noche asumió el protagonismo ante los miles de seguidores que salieron a las calles de Dakar para recibirles no fue Sonko, sino Diomaye Faye, en una calculada estrategia a escasos diez días de las elecciones. El más fiel lugarteniente de Sonko, que ha pasado 11 meses en prisión acusado de ultraje a un juez, es el candidato designado por el líder opositor para presentarse en su lugar. “Ousmane Sonko y yo hemos venido para acompañaros en esta lucha que nunca habéis abandonado”, dijo un emocionado Faye a la multitud que se arremolinaba alrededor suyo en Cité Keur Gorgui, el barrio donde se encuentra la casa familiar de Sonko. Otros enclaves de Dakar vivieron escenas de júbilo similares que se prolongaron hasta altas horas de la madrugada.

Tras una semana de campaña, dos de los 19 candidatos en liza aparecen como los máximos aspirantes a ganar las elecciones. Por un lado, Diomaye Faye, de 44 años, cofundador junto a Sonko en 2014 del Partido de los Patriotas de Senegal por la Ética, el Trabajo y la Fraternidad (Pastef), que fue ilegalizado en julio pasado. Ambos han recorrido juntos un largo camino y al primero se le considera el cerebro en la sombra de la estrategia política de Sonko y el artífice de su imparable ascenso en popularidad. Los carteles electorales, en los que aparecen ambos, y su eslogan de campaña, “Diomaye es Sonko”, no dejan lugar a dudas de que votar por uno es hacerlo por el otro.

En su camino a la victoria tan solo se cruza la figura de Amadou Ba, el delfín designado por Macky Sall para estas elecciones. Ex primer ministro y durante años titular de la cartera de Economía, Ba cuenta a su favor con la fuerte implantación territorial de la coalición gobernante Benno Bokk Yakaar, en el poder desde hace 12 años, y representa la continuidad y la estabilidad frente a una oposición a la que acusan de radical. Sin embargo, en su contra juegan su falta de carisma y las divisiones internas en su partido, donde no cuenta con un respaldo unánime. El temor a una derrota electoral de Ba está detrás de los intentos de aplazamiento de los comicios, que fueron rechazados hasta en dos ocasiones por el Tribunal Constitucional.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.

Suscríbete

Sin embargo, todavía pesa una amenaza sobre todo el proceso. El Tribunal Supremo debe resolver la petición de urgencia presentada por el Partido Democrático Senegalés (PDS) de suspender las elecciones. El líder de dicho partido, Karim Wade, presentó su candidatura, pero quedó excluido por tener la doble nacionalidad franco-senegalesa. Por ahora, los aspirantes prosiguen con sus actos de campaña con el 24 de marzo como objetivo. Entre ellos se encuentran viejos conocidos de la política de este país, como Idrissa Seck, que quedó en segundo lugar en los comicios de 2019, Anta Babacar Ngom, la única mujer candidata o el ex primer ministro Mahamed Boun Abdallah Dionne.

Sigue toda la información internacional en Facebook y X, o en nuestra newsletter semanal.

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites

_