abril 24, 2024

El juicio en Nueva York a Juan Orlando Hernández entró este viernes en una fase decisiva con el testimonio de Fabio Lobo, hijo de su predecesor en la presidencia de Honduras, quien parece dispuesto a hundir al exmandatario, acusado de narcotráfico.

Condenado a 24 años de cárcel en Estados Unidos también por narcotráfico, Fabio Lobo aseguró que había pagado 450,000 dólares para la campaña presidencial en los comicios de 2013 de Juan Orlando Hernández, acusado de crear un narcoestado en Honduras durante sus dos mandatos (2014-2022) protegiendo el tráfico de drogas y armas.

El primer pago de 200,000 dólares lo hizo a la hermana del expresidente (2014-2022) Hilda Hernández. El segundo, de 250,000 dólares, se lo hizo personalmente al candidato en su casa de Olancho a cambio de que le ayudara a obtener contratos del gobierno para sus empresas y las de sus amigos, los líderes del cártel de “Los Cachiros”, e “información logística” para el tráfico de drogas.

Su hijo también acusó al exmandatario Lobo haber recibido “aportes” de los Cachiros, a cambio de “protección” para que no fueran extraditados, pero pese al intento de la defensa de Hernández, no reveló ni el monto de los pagos ni la implicación de su padre, presidente de Honduras de 2010 a 2014, con el narcotráfico.

A la pregunta del porqué no había contado esta información a la Fiscalía cuando fue detenido en 2015 en Haití, Lobo, exjuez de la Corte Suprema y abogado, reconoció que entonces “no le dije al juez” nada sobre que su padre había aceptado sobornos de narcotraficantes.

No lo hizo hasta enero de 2023 en el marco de su cooperación con la Fiscalía a cambio de una remisión de condena, admitió ante la insistencia del abogado, aunque dijo “no recordar” lo que les dijo a los fiscales.

“No tengo conocimiento de cuánto pagaron”, zanjó visiblemente molesto, después de asegurar que su padre “no tuvo ninguna implicación en sus asuntos privados”.

“Yo minimicé mi participación para obtener una sentencia menor” a los 24 años a los que fue condenado, justificó.

Decidido a echar tierra encima del acusado, recordó que el hermano de este, “Tony” Hernández -condenado a cadena perpetua en Estados Unidos por narcotráfico- había recibido del cartel del Valle otros cuatro millones de dólares para su campaña.

La víspera contó que Hernández también le había dicho que había “recibido aportes de unos miembros del cártel de Sinaloa” del poderoso Joaquín “Chapo” Guzmán, el mexicano condenado a cadena perpetua en Estados Unidos.

Vestido con su buzo amarillo canario de presidiario y los tobillos con grilletes, el testigo de la Fiscalía trabajó con el cartel de “Los Cachiros” que operaba sobre todo en el norte de Honduras y con el de Sinaloa de Joaquín “Chapo” Guzmán, reconoció.

– Final del juicio –

El juez Kevin Castel espera que el lunes pueda concluir el interrogatorio de los testigos antes de que el jurado se reúna para definir la suerte del expresidente, muy activo en el interrogatorio de los testigos.

En caso de ser hallado culpable de los tres cargos que pesan sobre él -conspiración para narcotráfico y tráfico y posesión de armas- Hernández podría ser condenado a pasar el resto de su vida en la cárcel.

Según la Fiscalía, estos dos hombres fueron clave en una red que envió 500 toneladas de cocaína a Estados Unidos entre 2004 y 2022.

“Este caso es importante para el acusado, para la Fiscalía y para el propio sistema de Estados Unidos”, dijo al inicio de la audiencia de este viernes al jurado.

A lo largo de casi dos semanas de juicio, una decena de testigos ha puesto de manifiesto los estrechos vínculos entre el narcotráfico y la política en el país centroamericano.

En su mayoría, son traficantes que cooperan con la justicia, pero también hay agentes de la agencia antidrogas estadounidense y hasta la fugaz novia de un jefe de la peligrosa pandilla MS-13.

Uno de los testimonios más descarnados fue el de Devis Lionel Rivera, líder junto a su hermano Javier de Los Cachiros, -ambos condenados en Estados Unidos- y uno de los narcotraficantes más sanguinarios.

Rivera terminó colaborando y entregándose a la DEA en cuanto empezó a verse perseguido por el gobierno de Hernández, que en 2014 ordenó la primera extradición hacia Estados Unidos. Desde entonces 38 personas han sido extraditadas por narcotráfico.

Pese a haber sobornado a JOH con “250,000 dólares” a cambio de protección, según dijo Rivera, en 2013 las autoridades hondureñas le incautaron 118 propiedades.

La defensa del exmandatario sostiene que no hay ninguna prueba que demuestre que recibió los sobornos, e intenta socavar la credibilidad de la mayoría de los testigos, que han obtenido o esperan obtener beneficios de su cooperación. (AFP)

Fabio Lobo busca una reducción de su pena y ofreció explosivas declaraciones.

“Cuando me declaré culpable mentí”
¡Todos levántense!

Juez Castel: El gobierno puede concluir su caso tan pronto como al final del día lunes… No preguntaré en esta etapa si el acusado quiere presentar un caso de algún tipo. He dado a las partes mis instrucciones propuestas.

Juez Castel: Es importante para el sistema judicial estadounidense que llevemos este caso hasta el final, de manera eficiente y justa. Señor Lobo, todavía está bajo juramento.

AUSA: ¿Qué hiciste para ayudar a “Los Cachiros”?
Fabio Lobo: Les di la información de inteligencia que necesitaban

AUSA: ¿De dónde sacaste la información?
Fabio Lobo: Pacheco Tinoco.

AUSA: ¿Qué te dijeron “Los Cachiros” sobre “Tony” Hernández?
Fabio Lobo: Que “Tony” trabajaba con ellos y que su hermano Juan Orlando como presidente del Congreso Nacional los estaba ayudando.

AUSA: Te arrestaron, ¿dónde?
Fabio Lobo: en 2015 en Haití. Fui a recoger un pago por droga, para Devis Rivera Maradiaga. Me trajeron a Estados Unidos y me declaré culpable de narcotráfico.

AUSA: ¿Intentó minimizar su papel ante el juez?
Fabio Lobo: Sí.

Fabio Lobo: Cuando me declaré culpable, mentí y dije que mi padre no tenía nada que ver con mis asuntos de drogas.

AUSA: ¿Por qué mentiste?
Fabio Lobo: No implicar a mi padre. Es difícil hablar de tu padre. Me sentenciaron a 24 años.

“Me pidieron que ayudara al Cartel de Sinaloa”
AUSA: ¿De qué hablaste con JOH?
Fabio Lobo: Al principio de política. Después pedí favores, como ser jefe de la agencia encargada de los bosques.

AUSA: ¿JOH aceptó ayudarte a conseguir ese puesto?
Fabio Lobo: Sí. Pero no lo entendí.

Fabio Lobo: En una celebración del Partido Nacional JOH me dijo que quería ser presidente, por dos años… En el año 2009, JOH me invitó a cenar al restaurante El Patio, en Tegucigalpa. “Tony” Hernández estaba allí, y otro.

AUSA: ¿Quién?
Fabio Lobo: Le decían Cinco.

Fabio Lobo: Estaban hablando de un avión que habían secuestrado, quién se haría cargo. JOH dijo que había “mercancía” en el avión, y que los gastos deberían ser compartidos.

AUSA: ¿Cuál era tu trabajo en ese momento?
Fabio Lobo: Yo fui juez

AUSA: ¿Recibiste más tarde una llamada telefónica sobre el avión?
Fabio Lobo: Dos días después recibí una llamada de “El Sentado”. Nos reunimos en Gloria Hotel & Restaurant. Dijo que el avión King 200 llevaba 1,200 kilos de cocaína. Dijo que era propiedad de los hermanos Hernández y Valles.

AUSA: ¿Has oído hablar de Puerto Cortés?
Fabio Lobo: Sí. Me pidieron que ayudara allí, el Cartel de Sinaloa.

AUSA: ¿Surgió el nombre de JOH?
Fabio Lobo: Sí. César Gastelum dijo que contribuiría a JOH para brindar apoyo en el futuro cuando JOH fuera presidente.

“El dinero se lo dí a Hilda”
AUSA: Dijiste que sobornaste a JOH dos veces.
Fabio Lobo: Sí. Con dinero de la droga. El dinero se lo dí a Hilda Hernández, en un helipuerto de Tegucigalpa, para la campaña de JOH. Posteriormente, me reuní con JOH en mi casa. Dijo que sabía que yo estaba trabajando con “Los Cachiros”.

AUSA: ¿Surgió su contribución a la campaña a través de Hilda Hernández?
Fabio Lobo: Sí. dijo, gracias por tu aporte.

AUSA: ¿En 2013 te volviste a reunir con JOH?
Fabio Lobo: Sí en el Hotel Honduras Maya. JOH dijo que tenía buenos amigos que contribuirían.

AUSA: ¿Buenos amigos?
Fabio Lobo: Gente que gana dinero con el narcotráfico.

Abogado de JOH Colón: ¿Objeción?

Juez Castel: ¿Ese fue su entendimiento?
Fabio Lobo: Sí.

Juez Castel: Dejaré la respuesta.

AUSA: ¿Conociste a “Tony” Hernández en 2013?
Fabio Lobo: Sí.

Fabio Lobo: Fuimos a una gasolinera. Llegó un coche, una pick up de cuatro puertas, del que se bajó un hombre y le entregó a “Tony” Hernández una gran bolsa azul. Salí del Food Mart. El hombre se presentó como Wilson.

(Están de descanso de media mañana ahora mismo)

El hilo continuará…

El general se levantó… es una trampa
Están de vuelta.

Abogado de JOH: No necesitamos el intérprete ahora; lo diremos si lo necesitamos.

Juez Castel: Sr. Hernández, ¿es eso cierto?
JOH: (en inglés) Sí lo es.

Juez Castel: Traiga al jurado

Fabio Lobo: Hablando con JOH en un auto, le ofrecí contribuir a su campaña y dividir ganancias.

AUSA: ¿Contribuiste?
Fabio Lobo: En una caja de 250,000 dólares. En mi casa, en una mochila. Lo puso en su camioneta.

AUSA: ¿Estaba su seguridad allí?
Fabio Lobo: Sí. Armado

AUSA: Usted dijo que JOH le dijo que se comunicara con el general Pacheco Tinoco, ¿lo hizo?
Fabio Lobo: Sí. Lo encontré tres veces. En su oficina dos veces. Y la tercera vez con integrantes del cártel de Sinaloa. Querían el apoyo del general Tinoco. Se levantó y dijo: Es una trampa.

AUSA: ¿Se enteró después de que las personas que usted trajo a la reunión con informantes de la DEA?
Fabio Lobo: Sí. Pero no lo sabía en ese momento.

AUSA: ¿Hablaste con JOH sobre esto?
Fabio Lobo: Sí, durante un almuerzo en mi casa de Tegucigalpa. JOH me dijo que tuviera cuidado.

Fabio Lobo: JOH me dijo que teníamos que tener cuidado con este tipo de personas, que debía pedirles sus identificaciones.

AUSA: JOH, dijo ¿por qué?
Fabio Lobo: Porque podría crear un problema para el general, para mí y para él. Su tono era enojado (molesto). Dije que lo siento.

Fabio Lobo: Después pude avisar a “Los Cachiros” con antelación qué propiedades y cuentas bancarias estaban a punto de ser embargadas; de Palacios Moya obtuve información. No necesitaba a JOH para eso.

Me reuní con los fiscales… quería una sentencia más baja
AUSA: Finalmente, su cooperación. ¿Después de la sentencia se comunicó con la DEA?
Fabio Lobo: Sí. Esperaba una sentencia más baja. Me reuní con los fiscales aquí.

AUSA: ¿Revelaste todo?
Fabio Lobo: Solo una parte. Después, todo.

AUSA: ¿Qué tienes qué hacer?
Fabio Lobo: Decir la verdad

Juez Castel: Cruz

Abogado de JOH Colón: ¿Usted fue sentenciado en 2016 o 2017?
Fabio Lobo: 2017.

Colón: ¿Entonces demoraste seis años antes de cooperar?
Fabio Lobo: Sí. Estuve en prisión en Coleman en Florida.

Colón: Entonces tuviste que venir a Nueva York.

AUSA: Esa no es una pregunta
Colón: ¿Tenías uno de estos intérpretes?

AUSA: Objeción
Juez Castel: Sostenido.

Colón: En todo caso, si se me permite, ¿estaba usted acompañado de un abogado?
Fabio Lobo: Sí

Abogado de JOH Colón: ¿Al principio no les contó los conocimientos de su padre sobre el narcotráfico?
Fabio Lobo: Hubo múltiples sesiones. Poco a poco, les dije.

Colón: Usted retuvo el papel de su padre, ¿verdad?
Fabio Lobo: Uno responde a las preguntas formuladas

Abogado de JOH Colón: ¿No le dijo al juez Schofield que su padre no tenía nada que ver con el narcotráfico?
Fabio Lobo: En ese momento minimizo mi participación para intentar conseguir una sentencia menor

(vueltas y vueltas)

Abogado de JOH Colón: ¿A quién apoyó en la campaña a la presidencia?
Fabio Lobo: JOH y Miguel Pastor.

Colón: ¿Ambos al mismo tiempo?
Fabio Lobo: Mi partido solo apoyó a JOH.

Colón: ¿Pero usted es miembro de la facción de Miguel Pastor?
Fabio Lobo: Partido Nacional

Abogado de JOH Colón: ¿No quiere decírselo al jurado?
AUSA: ¡Objeción!

Juez Castel: Sostenido. Ahora vamos a interrumpir.

Vamos a receso para almorzar.

El abogado de JOH, Raymond Colón, continúa el contrainterrogatorio de Fabio Lobo (1 hora más, luego otro testigo)

¡Todos levántense!

Juez Castel: Permanezca en pie como miembro del jurado.

¡Entra el jurado!

Admite no tener pruebas de sus encuentros y sobornos con JOH
Abogado de JOH Colón: Señor Lobo, ¿no es cierto que cuando trajo a los mexicanos a la oficina del general Tinoco, se enojó?
Fabio Lobo: Sí.

Abogado de JOH Colón: ¿Porque se ofendió, usted hablaría de drogas con él?
Fabio Lobo: Los informantes, sí.

Colon: ¿JOH habló con tu padre sobre eso?
Fabio Lobo: No.

Colón: ¿Le dijiste a tu padre que trajiste a los mexicanos para hablar de minería?
Fabio Lobo: Sí.

Abogado de JOH Colón: Su padre se negó a extraditar a hondureños a Estados Unidos, ¿no?
Fabio Lobo: No.

Colón: ¿Qué hizo su padre para extraditar a los hondureños?

AUSA: Objeción, relevancia

Juez Castel: Lo permitiré.

Fabio Lobo: Extraditó a Carlos Lobo.

Colón: Se negó
Fabio Lobo: No lo sé.

Abogado de JOH Colón: Usted era juez de un tribunal penal, pero ¿no conoce las leyes de extradición?

AUSA: Objeción.

Juez Castel: Sostenido.

Colón: ¿A quién extraditó JOH?
Fabio Lobo: Los hermanos Valle Valle. Eran los socios de JOH

Abogado de JOH Colón: ¿No hacían negocios con los Valle?
Fabio Lobo: Solo con la hermana, Digna Valle.

Colón: Ella fue extraditada, ¿no?
Fabio Lobo: No lo sé.

Colón: La cárcel haitiana fue dura, ¿verdad?

AUSA: Objeción

Juez Castel: Sostenido

Abogado de JOH Colón: Cuando JOH era presidente esperabas que te sacara de la cárcel, ¿verdad?
Fabio Lobo: No.

Colón: ¿Le dijiste a tu esposa que estabas enojado con JOH?
Fabio Lobo: No.

Colón: ¿No tienes documentación de soborno a JOH?
Fabio Lobo: No necesitamos ni utilizamos documentos

Abogado de JOH Colón: ¿Tenías alguna grabación de audio con JOH?
Fabio Lobo: No.

Colón: La bolsa de lona de la gasolinera… ¿estás diciendo que contenía cuatro millones de dólares y tenía dos pies y medio de alto?
Fabio Lobo: Sí.

Colón: ¿El dinero cabe ahí?
Fabio Lobo: billetes de 100 dólares

Abogado de JOH Colón: ¿Lo contaste?
Fabio Lobo: No. “Tony” Hernández dijo que eran cuatro millones de dólares. No era mi responsabilidad contar el dinero.

Colon: anulelo.

Juez Castel: Negada.

Colón: ¿Tiene un acuerdo sobre la Regla 35 con el Departamento de Justicia?
Fabio Lobo: Sí.

Abogado de JOH Colón: ¿Bajo la Regla 35 quiere que la sentencia se reduzca al tiempo cumplido?
Fabio Lobo: Sí.

Colón: No hay más preguntas.

Juez Castel: ¿Redireccionar?

AUSA: ¿Este es un conjunto de textos tuyos con Lionel Rivera de “Los Cachiros”?
Fabio Lobo: Sí.

Colón: ¡Objeción!
Anulado

AUSA: En estos textos dijiste “con J.O.” – ¿Quién es ese?
Fabio Lobo: Juan Orlando Hernández Alvarado.

AUSA: ¿Sobornaste a JOH en 2013?
Fabio Lobo: Sí.

AUSA: ¿JOH alguna vez lo arrestó o lo extraditó?
Fabio Lobo: No señor.

AUSA: No hay más preguntas.