abril 22, 2024

Cientos de peregrinos que han llegado desde hace varios días ante la Basílica Menor de Suyapa, en Tegucigalpa, se felicitaron durante la gran madrugada en honor al 277 aniversario del hallazgo de la imagen de la Virgen de Suyapa, la “patrona de Honduras”. «

Para la feliz celebración llegaron familias de países cercanos y hondureños de diferentes partes del país para hacer una gran muestra de devoción, amor, solidaridad y fe en y alrededor de la Basílica.

En la fiesta del corazón hubo cantos, alabanzas, “videomapping” y distintos artistas nacionales participaron de la jornada católica en homenaje a la “morena milagrosa”.

Quienes llegaron desde el interior del país fueron testigos de la enorme solidaridad de los propios hondureños quienes, a través de organizaciones como Cáritas Suyapa, han recibido donaciones de ropa, cobijas, colchonetas y alimentos.

VISTOSO. La majestuosidad de la celebración en honor a la “morena milagrosa” tuvo su punto máximo durante la gran madrugada.

ENCONTRADO EN EL PILIGÜÍN

La madrugada se vivió con gran devoción que se prolongó hasta la madrugada para honrar la advocación de la madre de Jesucristo quien fue encontrada hace 277 años, en la zona de El Piligüín, Distrito Central.

Según la historia, el hallazgo fue realizado en 1747 por el pequeño agricultor Alejandro Colindres Caraballo (11), y su compañero, el niño Jorge Martínez (9), quienes trabajaban cortando mazorcas de maíz de lunes a viernes, pero los sábados regresaban a la Pueblo de Suyapa para descansar.

Cuenta la historia que un sábado de febrero terminaron tarde de trabajar y después de haber recibido su pago partieron hacia Suyapa y como ya era tarde los dos menores decidieron pasar la noche a la orilla de una quebrada que baja del cerro, asustados. que serían atacados. los coyotes.

PROMESAS. Familias de otros países y de distintos lugares del interior del país y de la capital acudieron a adorar, agradecer la bondad y pedir un milagro a la virgencita de Suyapa.

LA LLEVAN A SUYAPA

Cuando estaba durmiendo Alejandro sintió algo que le molestaba, se levantó y tomó el objeto que estaba debajo de su espalda, lo arrojó al otro lado del barranco, se acostó una y otra vez sintió malestar y realizó la misma acción. , pero en la tercera ocasión decidió guardarlo en su mochila.

Por la mañana retomaron el camino hacia Suyapa y en su casa, Alejandro le entregó a su madre, Ana Caraballo, el objeto que había encontrado en el cerro El Piligüín, que era una imagen tallada de la Inmaculada Concepción de María.

Así fue el hallazgo de la estatuilla de la Virgen de Suyapa, imagen que actualmente se exhibe en el coro alto de la Basílica Menor y los peregrinos deben hacer fila para acercarse a venerarla.

Al llegar se les entrega un souvenir que consiste en una imagen de Suyapa, previamente bendecida.

La llamada del vicario de la iglesia fue a todos los peregrinos que asistieron a la Eucaristía, ya que cada hora se han celebrado misas en la Basílica y el Santuario o la antigua ermita.