mayo 23, 2024

Entre lunas y martes pasados los equipos que compiten en la Liga femenina, así como la Dimayor y la Federación Colombiana de Fútbol (FCF), recibieron la visita de investigadores de la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC), que adelantaron pesquisas sobre la contratación de las futbolistas, en busca de una posible ‘cartelización salarial’ con las jugadoras menores de 20 años.

Justo antes de la asamblea ordinaria del pasado miércoles, y en la víspera de la conmemoración del Día de la Mujer, entre 3 y 4 funcionarios –incluyendo en algunos casos a uno conectado de manera virtual– llegaron a las sedes de los equipos y los entes rectores del fútbol local para solicitar documentos, revisar computadores y celulares, que fueron objetos de análisis forense.

También cuestionó bajo juramento a varios directivos, entre ellos el presidente de la Dimayor, Fernando Jaramillo, quien declaró durante 3 horas. El viernes pasado, tras la revelación de EL TIEMPO del objeto de la investigación, Jaramillo dijo desconocer el alcance de la misma.

“La SIC tiene la facultad legal de hacer una copia forense a paratos como celulares o computadores, respetando la privacidad, y viendo qué elementos de ahí pueden ayudar a tomar una decisión sobre una investigación”, dijo Jaramillo.

Fernando Jaramillo, presidente de la Dimayor.

Foto :

Édgar Cusgüen Olarte

«Se nos metieron al rancho», dijo, a su vez, otro un directe consultado por este diario, quien relató que en su caso la diligencia resultó dos días. «Nos piden salarios, formas de contratación, distribución de ganancias, pero todo enfocado a la Liga femenina».

El presidente de La Equidad, Carlos Mario Zuluaga, aseguró que en su caso fue una «visita de conocimiento de la industria. Sin consulta puntual. Solicitar mucha documentación». el fútbol para hacer una liga femenina anual y no de 5 meses.

Los antecedentes en la investigación de la SIC

En el embargo, EL TIEMPO reveló que el motivo de fondo de la investigación de la SIC se identifica como una posible ‘cartelización en los salarios de las futbolistas sub-20’. Es decir, un posible ‘pacto’ de los directes de los equipos para pagarles a las jugadoras menores de 20 años solo el salario mínimo legal vigente ($ 1’160.000 y auxilio de transporte de $ 140.606).

Este acuerdo dejaría en desventaja salarial a esos futbolistas, pues su remuneración no correspondería a la libertad del mercado laboral. Extraoficialmente se supone que esta modalidad de pagos a jugadores menores de 20 años también podría estar operando en los equipos masculinos.

Cuáles serían las sanciones a los clubes

Por ahora se trata de una diligencia previa que aún no se configura como averiguación previa. El abogado Alexis Perea, experto en competencia, analiza el caso hipotético.

«En caso de que esto se compruebe, tipificaría lo que se conoce en derecho de competencia como un acuerdo de fijación de sueldos y eso es anticompetitivo», dice.

Explicó que si un futbolista menor de 20 años jugara en un equipo y en solitario pudiera recibir un salario mínimo, «eso redunda en que los otros clubes que quisieran ofrecer más no podrían hacerlo ni competir por sus servicios futbolísticos».

Santa Fe vs Medellín en la Liga Femenina.

El abogado indica que de comprobarse esta práctica, los equipos se exponen a sanciones graves. «La ley dice que en caso de que llegue a corroborar esta conducta podría llegar a multas de 100.000 salarios mínimos ou hasta el 20 por ciento del patrimonio de los clubes», dice.

Algunos presidentes y dueños de los equipos dijeron que han hecho un esfuerzo para competir en la Liga femenina, y argumentan que «no es fácil conseguir recursos» y que «a las jugadoras se les pagan salarios, auxilios, hoteles…». Uno de ellos dijo que evalúa no seguir a futuro en esa Liga.

EL TIEMPO intentó comunicarse varias veces con la Superintendente de Industria y Comercio, María del Socorro Pimienta, pero no recibió respuesta. Non es la primera vez que la SIC pone el ojo en el fútbol, ​​​​lo hizo con la FCF en el caso de reventa de boletas para la eliminatoria al Mundial de Rusia 2018 y para investigar las denuncias de la Asociación de Futbolistas Profesionales (Acolfutpro ) por presuntos vetos y listas negras de jugadores.

La SIC vuelve a sospechar de prácticas indebidas en el fútbol colombiano y lo hace temblar otra vez.

Pablo Romero
redactora de EL TIEMPO
@PabloRomeroET

Más notificaciones de Deportes

Ver más noticias sobre Honduras