abril 24, 2024

TEGUCIGALPA, HONDURAS.- A frente frio afectará al territorio hondureño a partir de este domingo 28 de enero y durante las próximas 72 horas, extendiéndose hasta el próximo martes.

La Secretaría Nacional de Gestión de Riesgos y Contingencias (Copeco) confirmó que si bien se trata de un frente frio débil, que entrará en el Golfo de Honduras el domingo por la tarde, la masa de aire frío que la acompaña afectará al país aproximadamente 72 horas.

El fenómeno climático incrementará sus efectos la noche del lunes y el martes, con acumulaciones de hasta 160 milímetros (mm) en las montañas del norte y noroeste.

Cortes de energía programados para este sábado 27 de enero en Honduras

Según el Centro de Estudios Atmosféricos, Oceanográficos y Sísmicos (CENAOS), el frente y la masa de aire frío producirán viento fresco y acelerado del norte y noreste, dejando un descenso notable de las temperaturas.

En cuanto al oleaje, se espera que el lunes y martes por la tarde se altere de 1 a 3 pies y máximas de hasta 6 pies en la costa Caribe.

Asimismo, alerta sobre la presencia de lluvias y chubascos débiles a moderados y ocasionalmente fuertes en las regiones norte y noroeste; Lluvias débiles y lloviznas en zonas de las regiones occidental, central y oriental del país, con mayores acumulaciones en la sierra norte y noroeste de hasta 160 mm entre lunes y martes.

Precios de combustibles en Honduras a partir del lunes 29 de enero

Cenaos también alerta de rachas de viento que podrían alcanzar los 50 kilómetros por hora en las llanuras de la zona sur, lo que podría provocar la caída de árboles, la caída de carteles y el levantamiento de tejados.

Recomendaciones a la población.

La dirección de la Marina Mercante solicitó instruir a sus capitanes de puerto para aplicar medidas preventivas respecto de las actividades marítimas de embarcaciones pequeñas y medianas ante el aumento del oleaje.

Además, pide a los ciudadanos que protejan los tejados contra amenazas de ráfagas de viento.

Se sugiere a la población en general el uso de abrigos, gorros y bufandas, especialmente en poblaciones vulnerables a enfermedades respiratorias.


Este artículo está firmado de forma anónima para proteger a sus autores.