abril 22, 2024

“Quería liberarme de su control sobre mí”, testificó Gypsy en el juicio de 2018 de su exnovio, Nicholas Godejohn de Big Bend, Wisconsin, quien cumple cadena perpetua por el asesinato. Ella continuó y agregó: “Lo convencí”. Cuando subió al estrado en su juicio, los fiscales ya le habían hecho un trato por los abusos que había sufrido. A cambio de declararse culpable en 2016 de asesinato en segundo grado, fue condenada a 10 años de prisión. El cargo de asesinato en primer grado que enfrentó inicialmente habría significado cadena perpetua.