abril 22, 2024

TEGUCIGALPA, HONDURAS.- Descontento, rechazo e indignación ha provocado la forma en que fueron designadas las nuevas coordinaciones en las salas que integran el Poder Judicial, luego de que el presidente de la CCorte Suprema de Justicia (CSJ), Rebeca Raquel Obandofaltará el respeto al mecanismo ya establecido para ejecutar la rotación.

Según la ley, la rotación de la coordinación debe hacerse respetando el orden de precedencia entre los magistrados, precepto que no se cumplió en dos de las salas, consideradas por muchos sectores como las más importantes, debido a la relevancia de las decisiones tomadas. Desde allí.

A última hora de la noche del jueves trascendió que las salas quedarían conformadas de la siguiente manera: frente a la Sala de lo Constitucional, el abogado Wagner Vallecillo Paredes como presidente; Gaudy Alejandra Bustillo como coordinadora de la Sala Civil; Nelson Danilo Mairena al frente de la Sala Penal y Anny Belinda Ochoa coordinando la Sala de lo Contencioso Administrativo Laboral.

Esta información fue confirmada a través de un oficio la mañana del viernes, por la propia presidenta del Tribunal en sus redes sociales.

Sin embargo, esto confirmó que sólo se respetó la precedencia en dos de las salas, ya que la dirección de la Sala Constitucional debió ser ocupada por el juez Luis Fernando Padilla y la de la Sala Civil por la jueza Rubenia Esperanza Galeano.

La falta de respeto a este proceso, que está establecido en el reglamento interno del Poder Judicial, ha generado todo tipo de reacciones en diferentes sectores de la sociedad, quienes se movilizaron en una marcha pacífica hacia la Corte Suprema de Justicia pidiendo respeto a la ley.

Reacciones de los magistrados

Asimismo, los principales ofendidos han sido los magistrados, quienes han calificado las acciones de un “golpe”, un “golpe de estado” y un intento de ejercer un control absoluto por parte del oficialismo.

El magistrado Walter Raúl Miranda, quien entregará la Sala Penal a Nelson Danilo Mairena, dijo que: “Esto es algo que no se había visto en el Poder Judicial y no se dio ninguna justificación para alterar el orden de precedencia en ninguna de estas salas. tanto en la Sala Civil como en la Sala Constitucional”.

Por su parte, el abogado luis fernando padillaquien es uno de los afectados, pues aunque debía ocupar el cargo de coordinador de la Sala Constitucional, el nombramiento se lo otorgaron a Wagner Vallecillo, expresó su molestia y recordó a Rebeca Ráquel que la titularidad del Poder Judicial no recae únicamente en ella y la llamó a reflexionar.

“Para saltarse la presidencia lo que correspondería es que todos los magistrados, reunidos en pleno, tomen la decisión. El presidente no puede hacerlo unilateralmente, porque la máxima autoridad del Poder Judicial es el pleno de magistrados, no el presidente. El presidente es sólo el representante legal y la Constitución y el reglamento interno ya establecen cuáles son las facultades del presidente”, afirmó.

En este sentido, Padilla concluyó que “el cargo (donde se hace efectivo el nombramiento) es ilegal, viola el principio de legalidad”.

Por otro lado, Isbela Bustillo destacó la necesidad de reunirse con Rebeca Ráquel porque aseguró que “qué seguridad jurídica podríamos tener”.