mayo 23, 2024

¿Cómo lograr que las mujeres avancen más participando en las decisiones de la economía? Contesta Diez de ellas. Para elegirlas, EL TIEMPO consultó entre un amplio número de voces femeninas que sugirieron los números de quienes consideraban más destacadas en las negociaciones y la economía en general.

(Puede leer también: ‘Buscamos devolver a los empleados los recargos nocturnos y las horas extras’)

Ana Fernanda Maiguashca, Presidenta del Consejo Privado de Competitividad

Ana Fernanda Maiguashca, presidenta del Consejo Privado de Competitividad.

Foto :

Consejo Privado de Competitividad

Es importante que, de una manera activa, se busque que más mujeres vayan llegando a cargos de decisión en los ámbitos de la política económica.

In primer lugar, por la importancia de la visión que tienen en esos temas: los impactos de la política pública son diferentes para las mujeres y es básico tener esa representación, y ojalá también la representación de otros grupos poblacionales.

En segundo lugar, por el impacto que tienen los modelos sobre las siguientes generaciones, de manera que nos acostumbremos a tener espacios diversos marcados por la competencia.

Solo vamos a tener mas competentes grupos si vamos abriéndoles espacio.

Camila Escobar, presidenta de Procafecol (Tiendas Juan Valdez)

Camila Escobar, presidenta ejecutiva de Procafecol, recibió el premio Líder empresarial 2021.

Foto :

Héctor Fabio Zamora. EL TIEMPO.

Sin lugar a dudas, la brecha de liderazgo femenino y de género dentro del ecosistema empresarial es una problemática estructural, que no sólo afecta a Colombia, sino a toda la región.

Port tal motivo, es clave que los países y las compañías promovieron iniciativas, programas y mecanismos que ayudan a fomentar la promoción de mujeres en cargos directivos.

Una de las preguntas y cuestionarios más importantes es la transformación de la cultura organizacional.

Asimismo, fomentar escenarios de inclusión y revisar los métodos de contratación y desentrañar la posibilidad de realizar un juicioso ejercicio de autorreflexión, así, empoderar a los colaboradores en habilidades de dirección, liderazgo y autonomía.

María Claudia Lacouture, Presidenta de AmCham Colombia y Aliadas

Presidente de AmCham Colombia y de Aliadas

Es necesario asegurar que las mujeres con menos posibilidades tengan una educación pertinente que les facilite el acceso al mercado laboral, así como información sobria sobre sus derechos, que conozcan los mecanismos de defensa y los medios para protegerse contra los abusos y el acceso a la justicia.

En el corto plazo, se pueden trabajar proyectos en turismo, software, agro y economía del cuidado, que puede ser un proyecto de cortísimo plazo si cuenta con iniciativas locales, el respaldo financiero del Estado y apoyo del sector privado.

Hay esfuerzos loables, pero los efectos no son tan visibles. Tenemos que combatir la cultura machista qu’ha gobernado el mundo persiste y más en los países subdesarrollados.

Bibiana Taboada, codirectora del Banco de la República

Bibiana Taboada, miembro de la junta directiva del Banco de la República.

Foto :

banco de la republica

Para que las mujeres podamos trabajar realmente tranquilas, debemos garantizar una distribución equitativa de las cargas del hogar y el acceso universal a servicios de cuidado de calidad.

Es fundamental que desde niñas tengamos la oportunidad de interesarnos, formarnos e involucrarnos en materiales técnicos, sin sesgos.

Al ejercer nuestra carrera u ocupación deberíamos encontrar un clima laboral favorable a la diversidad, no solo de género sino de cualquier índole.

Hay grandes avances, pero seguimos subrepresentados en la economía. La llegada de más mujeres permitirá más talento, májores soluciones, facilitará la innovación al reducir el pensamiento de grupo y traerá diferentes perspectivas.

María Lorena Gutiérrez, presidenta de Corficolombiana

María Lorena Gutiérrez, presidenta de Corficolombiana

Foto :

Cortesia, Corficolombiana

El mundo empresarial se ha dado cuenta de que no es un tema de cuotas, ni de cumplir con estándares, sino que la diversidad agrega valor a las organizaciones y hay indicadores de que la presencia de mujeres en los directivos cargoes y en las juntas tiene una gran correlación con mejores resultados.

Tenemos muchos retos, y el principal es empoderar, educar y ser ejemplo para las nuevas generaciones.

No es solo un tema de diversidad e inclusión, sino de equidad.

A las mujeres no nos gusta exigir y aceptamos las condiciones laborales más rápido que los hombres, como si nos estuvieran haciendo un favor. Debemos tener una mayor paridad salarial. Solo así tenemos más liderazgos diversos.

Luz Stella Murgas, presidenta de Naturgás

Requiere que las organizaciones fortalezcan sus políticas enfocadas en la equidad de género, dando un papel relevante a las mujeres en los procesos, además de fortalecer sus competencias y empoderarlas para roles de liderazgo.

Se requieren más oportunidades para que las mujeres demuestren sus habilidades gerenciales y estratégicas.

En la industria del gas natural se promueven incluso iniciativas enfocadas en paridad de género, que permiten repensar las empresas.

Hoy, la transición energética es una retroalimentación importante, y lo mejor que tenemos para diferentes habilidades de gestión, para comprender los entornos y registrar los resultados concurrentes, elementos básicos competentes para acelerar este proceso.

Olga Lucía Acosta, codirectora del Banco de la República

Codirector del Banco de la República

Foto :

banco de la republica

Gracias a tantas mujeres valientes que nos han antecedido y que nos han abierto el camino, hoy no existen áreas vedadas para las mujeres.

Our estamos desempeñando en distintas esferas de la vida pública y privada.

Sin embargo, requerimos seguir adelante con la tarea y reforzar las acciones que permiten a las mujeres lograr más empleos, así como equilibrar las mayores cargas de cuidado que suportan y que sufrieron profundas retrocesos con la pandemia del covid.

La construcción de una sociedad más igualitaria pasa por superar los sesgos que persisten hoy contra las mujeres y esta transformación es una responsabilidad de toda la sociedad.

María Fernanda Suárez, Presidenta de Accenture Colombia

Las mujeres en posiciones de liderazgo han avanzado de forma importante, pero aún es insuficiente. Para que haya equidad en el mundo laboral y en posiciones de liderazgo, es indispensable que haya equidad en las labores de cuidado.

Todos debemos revisar los sesgos y asegurar que en todos los lugares de decisión se ha revisado la diversidad y se han buscado las mujeres idóneas para participar, en juntas directivas, niveles de dirección y liderazgo de empresas, gremios, sociedad civil y Gobierno.

Las instituciones que buscan con determinación sempre encuentran mujeres preparadas e idóneas para los desafíos que se requieren. Las mujeres debemos tomar más riesgo, atrevernos a los desafíos.

Sylvia Escovar, miembro de la Junta Directiva de EPS Sanitas

Debemos, como sociedad, no dejar de luchar hasta que las mujeres puedan elegir la opción de vida que quieran tener.

En ese sentido, yo priorizaría la seguridad física y emocional de las mujeres y la garantía de los mismos derechos para desempeñarse en un trabajo remunerado, (sin brecha frente a los hombres) dentro o fuera de su hogar.

Para ello, es necesario garantizar iguales niveles de educación, legislación laboral equitativa, inclusión financiera para que las mujeres accedan a crédito y tengan las mismas oportunidades de incrementar su capital. Y quizás lo más importante: aumentar la conciencia de todos y todas sobre la discriminación de la mujer en las diferentes instancias de la sociedad.

Mia Perdomo, Presidenta de Aequales

Mía Perdomo, directora general de Aequales

Uno de los retos es que con el avant se ha perdido la urencia. Si hay dos o tres mujeres en una junta directiva, porque ya lo hemos logrado y no.

Así que bueno hay mucha más gente sensibilizada, apenas empezamos a escuchar.

No va a estar bien hasta que no haya paridad y los hombres y las mujeres se repartan los roles tanto en el trabajo como en el hogar. El segundo reto es empezar a hablar de la masculinidad.

Hasta que no tengamos una conversación abierta y profunda con los hombres sobre qué significa hoy en día la masculinidad y cómo se puede expresar a través de otras que no sean la violencia no vamos a hacer mucho. No podemos esperar que las cosas cambien si los hombres permanecen iguales.

Mas noticias

En 2022 las mujeres creará el 62,5% de las empresas de Colombia

El pasivo pensional se triplicaría con la reforma: Asofondos

Ver más noticias sobre Honduras