junio 12, 2024

TOCOA, HONDURAS.- Cuando el Olimpia Llega a la cima y no se suelta. Es una frase que con el paso de los años ha ido creciendo y tomando forma. En la fecha 13, León consolidó su liderazgo Torneo Clausura 2024 al vencer 2-1 sociedad real este jueves por la noche.

De esta manera, los Leones descansan con 26 puntos, mientras que sus inmediatos perseguidores, Marathón y Motagua, tienen 22 puntos.

¡Tres clásicos y un lunes! Así se jugará la jornada 14 del torneo Clausura

En el estadio Francisco Martínez el equipo petrolero dio el primer golpe ante el asombro de propios y extraños. Maynor Arzú logró un disparo cruzado ante la marca de Mango Sánchez y pese al vuelo de Edrick Menjívar el balón entró en la red para el 1-0. La Real Sociedad amenazó invicto de los Leones.

Sin embargo, el león herido pasó a la ofensiva y el portero uruguayo Rodrigo Rodríguez fue figura al bloquear un mano a mano con Yustin Arboleda. Y en una brillante jugada entre Jerry Bengtson y Gabriel Araújo, la magia de Jorge Álvarez apareció con un toque sutil al costado y emparejó el marcador en el tablero 1-1.

Diego Reyes casi marca el segundo gol y el balón pegó en el horizontal e incluso reclamaron penal cuando reclamaron una mano dentro del área que no fue sancionada por el árbitro Julio Güity.

En el complemento, Rodríguez tapó otro mano a mano y esta vez fue ante Jerry Bengtson. Minutos después Diego Reyes disparó con la zurda a Menjívar y el portero reaccionó a tiempo para evitar el gol.

La ley del primero apareció, tras un saque de esquina el balón le fue servido a Jonathan Paz y con un zurdazo clavó el segundo de la noche para Olimpia y todos los blancos celebraron el 2-1, en el minuto 66, en plena cancha. lluvia. Todo volvió a la normalidad para el León.

El cierre tuvo vértigo por ambos lados y ante todo ello el marcador no avanzaría más. El León tomó ventaja de 4 puntos en la cima y extiende su récord a 44 partidos sin derrota, igualando así el récord de Comunicaciones de Guatemala.

Locura en Tocoa con la llegada de Olimpia y la sorpresa para Jerry Bengtson